Enciclopedia del Universo Marvel

Avatar Login

Hulk : M :

Miek download Editar

picture picture picture

datos

Nombre Original:

Miek

Nombre Real:

Miek

Otros Alias:

Hermano Rey, Hermano Miek, Rey Miek, Miek el Descolmenado

Especie:

Colmenero del planeta Sakaar

Profesión:

Antiguo esclavo, posteriormente gladiador, guerrero

Lugar de Nacimiento:

Poblado nativo CP-23, en la Provincia de Vandro

Estado Civil:

Soltero

Parientes Conocidos:

Padre innominado (fallecido), Sin Nombre (pareja), podría considerarse a su proviene con Nido como sus hijos (fallecidos)

Grupo de Afiliación:

Guerreros de Hulk, la Colmena

Base de Operaciones:

Móvil

Primera Aparición: H2 92

historia

Nacido en el poblado CP-23 en el planeta Sakaar, el colmenero conocido como Miek era hijo del jefe del poblado, un veterano de la guerra contra las Espinas al que el Emperador otorgó el derecho de establecimiento en honor a su contribución en la guerra. La llegada de un nuevo rey cambió las leyes, y los soldados del Emperador acudieron al poblado dispuestos a ocuparlo y a expulsar a los nativos, cuando la partida imperial liderada por el Teniente Charr se dispuso a echar a los colmeneros, descubrieron que no solo ocupaban un poblado reclamado por la corona, sino que además se habían reproducido sin permiso. El teniente Charr dio la orden de expulsar a los nativos y entregar a Miek, el padre de este se negó a cumplir ambas órdenes y se alzaron en armas contra los Imperiales en un breve combate que acabó con todos los Colmeneros muertos menos Miek que había logrado ocultarse en el bosque. Miek vagabundeó durante un tiempo, mendigando, obteniendo o robando lo necesario para vivir hasta que finalmente fue capturado y enjaulado,

En este estado lo encontró una niña llamada Elloe Kaifi, la niña, hija de aristócratas liberó a Miek se desconoce si porque le dio pena el joven colmenero, o tal vez con un propósito más siniestro. La cuestión es que apenas Miek escapó, detectó el olor de una colmena local en los subterráneos de la ciudad, y junto con Elloe bajó a los subterráneos, apenas Elloe vio a tal cantidad de colmeneros, y sabiendo que la caza de nativos conllevaba recompensa y reconocimiento, alertó a los imperiales de su presencia en los subterráneos y estos acudieron en masa y capturaron a Miek y a los demás colmeneros, los cuales creyeron erróneamente que les había traicionado y decidieron expulsarlo de esa colmena y cualquier otra, convirtiéndolo en un descolmenado.

A Miek le fue implantado un disco de obediencia, y fue vendido como esclavo en el mismo lote en que lo fue el terrestre conocido como Hulk, lote que fue comprado por Primus Vand con el fin de convertirlos en gladiadores. Miek, Hulk y otros colmeneros fueron llevados al circo donde hubieron de enfrentarse a un Caravanthus, monstruo con tentáculos que mató a casi todos los colmeneros, entonces Hulk se dejó engullir por el monstruo para destruirlo desde dentro. A continuación el monstruo verde se abalanzó sobre el Emperador, siendo rechazado, el propio Rey Rojo bajó a la arena para acabar con el esclavo, primero acabó con los colmeneros supervivientes, fue entonces cuando Miek intentó atacarlo y hubiera muerto alcanzado por los rayos del Rey Rojo, pero Hulk lo apartó y se enfrentó al Emperador al que logró cortar antes de caer noqueado por un traicionero ataque por la espalda.

Miek fue llevado junto a Hulk hasta la Fauce, donde recibirían entrenamiento para convertirse en gladiadores. Tras serles colocados discos de control que obligaban a obedecer las órdenes del dirigente de la Fauce, Primus Vand, les informó que debían combatir a muerte entre ellos, y solo siete de ellos continuarían entrenando como gladiadores. Tras encarnizado combate, Miek, que fue salvado de nuevo por Hulk de morir a manos de los eslizoides, se convirtió en uno de los siete luchadores que sobrevivieron, junto a Nido, Hiroim el Avergonzado, el kronano Korg, Elloe a la que volvía a encontrarse, su guardaespaldas Lavin Skee, y Hulk, el cual se había ganado el odio del Emperador tras herirle en un combate en la arena.

Durante un tiempo, Miek y sus compañeros se entrenaron en la Fauce, enfrentándose a Monstruos de Lava, a los Salvajebot o a un grupo de kronanos.

Finalmente, Miek y los gladiadores marcharon a Ciudad Corona donde combatirían en tres combates televisados y si triunfaban obtendrían la libertad. Sin embargo, el odio del Rey Rojo hacia Hulk era tal que se las arregló para que las amenazas a las que se enfrentaban fueran letales, primero debieron hacer frente a un bombardeo por parte de un crucero imperial, sin embargo Banner logró interceptar la bomba en el aire amortiguando la explosión al tiempo que el cuerpo de Korg protegía a Miek y los demás. Una vez pasada la explosión se hubieron de enfrentar a un contingente de Cabezas Mortales pero el regreso de Hulk acabó con el segundo combate, aunque esto provocó la muerte de uno de los compañeros de Miek, Lavin Skee.

En vísperas del último combate, y ante la tumba de Lavin Skee, Miek y sus compañeros formalizaron un pacto, luchar por amigos y estar unidos para siempre. En el combate final, se enfrentaron a Estela Plateada, controlado por un disco de obediencia. El ex heraldo de Galactus era uno de los pocos capaces de doblegar a Hulk, pero este ayudado por sus compañeros logró romper el disco liberando a Estela Plateada. Vencedores del combate, el Rey Rojo todavía tenía guardado un as en la manga, y les conminó que para obtener la libertad, debían matar a los rebeldes, entre ellos Elloe Kaifi. Los compañeros de Elloe se negaron a matar a su compañera, y el Emperador ordenó que usaran los discos de obediencia para obligarlos, pero entonces entró en acción Estela Plateada, que usó el poder cósmico para destruir todos los discos de obediencia de los presentes en el estadio. Miek, Hulk y los demás huyeron del Estadio acompañados de cientos de ciudadanos que por primera vez en años estaban libres del control del Emperador, todos juntos huyeron al Bosque Retorcido escapando de las tropas del Emperador.

Dado el gran número de refugiados que habían huido junto a Miek y sus compañeros, decidieron buscar un lugar donde refugiarse, Miek "sugirió" que marcharan a su antiguo poblado, que ahora estaba ocupado por el antiguo Teniente Charr. Enfrentado al asesino de su padre, Miek retó en combate personal a Charr pese a las protestas de sus compañeros, que ahora consideraban a Charr y los demás habitantes del poblado como sus aliados. Miek y Charr pelearon, y en un momento dado, el antiguo teniente del ejército logró hacer una presa sobre el colmenero, sujetándole contra el suelo atrapándole un brazo. Miek sin embargo se auto mutiló el brazo atrapado y logró derribar a Charr, pero en el último momento, fue incapaz de matarlo a sangre fría. Entonces sin embargo, se descubrió que Charr y los demás imperiales tenían a pequeños nativos atrapados en los subterráneos, a los que utilizaban como esclavos, Hulk y sus compañeros destruyeron el poblado y se marcharon antes que llegaran las tropas del Emperador Rojo.

Ahora, además de los refugiados debían cuidar de los pequeños colmeneros, que adoraban a Miek como su rey y salvador. En su camino hacia la seguridad de las Estepas, los refugiados decidieron buscar refugio en la Fauce, y tras derrotar y capturar a Primus Vand y liberar a los gladiadores, pasaron la noche en la antigua escuela de gladiadores. Allí hubieron de hacer frente a un nuevo ataque de los imperiales, a los que se habían unido Charr y sus hombres, Miek tuvo ocasión de nuevo de vengarse del asesino de su padre, y tras encarnizado combate, el colmenero vengó a su progenitor.

Ahora Miek estaba preparado para evolucionar, y pasada la noche de la batalla, se había convertido en Miek Rey, más fuerte, grande y fiero que cualquier colmenero. Deseando venganza contra el Rey Rojo y los rosados, Miek y sus colmeneros se unieron a Hulk en su marcha hacia Ciudad Corona para enfrentarse al Emperador mientras Hiroim y Korg marchaban a las Estepas con los refugiados.

En su camino hacia Ciudad Corona tuvo lugar el definitivo enfrentamiento entre Hulk y Caiera, combate que acabó en tablas ya que el Emperador decidió usar las Espinas para acabar con Hulk, sin importarle que estas atacaran a sus propias tropas, ni que civiles de una aldea cercana se vieran amenazados. Hulk demostró ser capaz de resistir a las Espinas y Caiera firmó una tregua momentánea con él, para ayudarle a luchar contra las Espinas, dispuesta a volverle a combatir cuando acabaran con ellas, Hulk junto al resto de refugiados se hicieron fuertes en la aldea de An-Sara que defendieron contra las Espinas.

Pero ni la amenaza de las Espinas impidió a Miek sentir la presencia de algo sorprendente. Al parecer en el poblado, los nativos habían capturado a una Reina, tal vez la última de las reinas nativas, y consumían sus huevos como alimento, Miek liberó a la Reina y se dispuso a vengarse de los piel rosada que la habían aprisionado pero una de las Espinas logró entrar en el poblado y herir a la Reina mortalmente, y amenazando con matar al resto de refugiados la llegada de Korg e Hiroim con naves suficientes para sacar a los habitantes del poblado permitió que empezaran la evacuación de An-Sara. Sin embargo el Rey Rojo no estaba dispuesto a esperar tanto a que su Sombra volviera a combatir al monstruo verde, y lanzó un bombardeo de precisión con bombas incendiarias en la aldea donde Hulk luchaba contra las Espinas, Hulk no murió, ni tampoco Caiera, pero si todos los civiles que no habían podido escapar. Esto llevó a Caiera a abandonar el servicio del Emperador y unirse a Miek y Hulk contra el Rey Rojo.

De camino hacia Ciudad Corona, la herida de la Reina provocada por las Espinas se extendió y amenazaba con convertirla en una de ellos, deseando acabar con su sufrimiento, Miek hubo de terminar con la vida de la última de las Reinas, condenando de facto a la extinción a su raza.

Más tarde, Hulk marchó a reunirse con los Ancianos del Pueblo Sombra, que si bien no reconocieron en él a la figura de Sakaarson, aceptaron no unirse al Emperador en su lucha contra los rebeldes, así mismo también "cedieron" su nave de piedra que sirvió a Hulk y sus aliados para inmovilizar a las máquinas del Rey Rojo mediante un pulso electromagnético. También en su camino se alió con las Espinas, después que estas se pusieran en contacto con Hule, vía Miek, explicándole las atrocidades del Rey Rojo y su encierro en la Luna Rota.

Con sus nuevos aliados Hulk llegó a Ciudad Corona donde tuvo lugar el combate final contra el Rey Rojo, el cual, al verse derrotado, llegó incluso a activar un dispositivo que destruiría Sakaar fragmentando las placas tectónicas bajo Ciudad Corona, sin embargo Hulk se sumergió en las entrañas mismas del planeta y volvió a unir las placas con su mera fuerza, una vez salvado Sakaar, Hulk continuó su batalla contra el Rey Rojo, y tras destruir su armadura le golpeó salvajemente haciéndolo volar por los aires, aunque logró sobrevivir gracias a su maltrecha armadura, desgraciadamente para él, fue a caer en un nido de Salvajebots, que no perdonaron al Rey Rojo y acabaron con él, y a instancias de Korg, Hulk fue investido como nuevo Emperador.

Dispuestos a destruir todo vestigio del antiguo Imperio, Hulk envió a diferentes partidas de paz se reunieron con otros enemigos del Imperio para firmar la paz, por lo que parecía que la paz regresaba al planeta. También en esta época, y siguiendo su directiva de reproducirse, Nido eligió a su aliado Miek que se convertiría en progenitor de su proviene. La otra directiva de su raza de conquista y muerte había desaparecido, Nido era fiel a sus amigos y sorprendentemente, se convirtió en una gran amante de los niños.

Sin embargo, esto era la calma que precedía a la tormenta, imperiales leales al Rey Rojo, que habían visto como desaparecían sus privilegios tras la caída del Emperador, sabotearon la nave en la que Hulk había llegado a Sakaar, de modo que se produjo una explosión nuclear en plena Ciudad Corona que causó la muerte de millones de ciudadanos de Sakaar, tanto nativos como Piel Rosada, acabó también con todo el Pueblo Sombra y lo más importante, también mató a Caiera y al hijo que esperaba. Según palabras de Korg, Sakaar había quedado herido de muerte y las erupciones de lava se sucedían así como los movimientos sísmicos.

Aunque más tarde se descubrió la participación de los imperiales rebeldes, así como la complicidad de Miek, en ese momento Hulk acusó a los Iluminati que habían sido quienes le habían engañado y enviado a Sakaar de intentar matarlo y haber destruido Ciudad Corona y matado a su reina, de modo que reunió a los supervivientes (se ignora si a todos o si muchos o pocos quedaron en Sakaar) y marchó en dirección a la Tierra a bordo de la nave de piedra propiedad del extinguido Pueblo Sombra, dispuesto a vengarse, Nido y el resto de su banda marcharon a la Tierra dispuestos a vengar a su planeta.

La primera parada de Hulk y su banda fue la Luna, donde combatieron y capturaron a Rayo Negro (sin saber que en realidad había sido suplantado por un skrull), seguidamente aterrizaron en Manhattan donde lanzaron su ultimátum, o se les entregaba al resto de los Illuminati o la ciudad sería destruida. La presencia de Miek, Hulk y sus aliados no podía ser permitida por las fuerzas locales, y frente a ellos se alzaron tanto el ejército como los super hombres locales. Nido y sus aliados pelearon contra los Vengadores y los 4 Fantásticos a los que derrotaron y capturaron. Miek y sus aliados lucharon también contra los jóvenes héroes de la Iniciativa, a los que capturaron y encerraron en calabozos, sin embargo no pudieron evitar que estos fueran liberados por Trauma y la guardia personal de Gyrich.

En esos momentos, Nido vio como su estado de gestación empezaba a ser avanzado, su progiene fruto de relación con Miek sería la de una nueva raza de Colmeneros, que podrían poblar la Tierra. Otro de los numerosos grupos de héroes presentes en la ciudad, los Héroes de Alquiler, que intentaron entrar en la nave de piedra para averiguar las intenciones de los invasores. Dirigidos por Entomólogo los Héroes se dispusieron a subir a la Nave, pero Buck estaba mentalmente desequilibrado, y tras asesinar a uno de los colmeneros, usó su sangre para ocultar su olor frente a otros colmeneros, de modo que pudieron colarse en la nave. Allí fueron descubiertos por Miek que alertó a sus compañeros y juntos pelearon contra los Héroes de Alquiler y los capturaron a todos menos al Entomólogo. Aprovechando la presencia de los Héroes de Alquiler en la nave de piedra, Nido atrajo a uno de sus miembros, Entomólogo, al que convenció para ser el portador de su proviene ya que pensaba que así facilitaría su adaptación a su nuevo planeta, convirtiéndolo en su nuevo rey. El resto de sus compañeros sin embargo no tendrían tanta suerte, acusados en falso por Buck de haber asesinado a uno de los colmeneros, fueron sometidos al juicio de Miek, que condenó a las dos heroínas que Entomólogo había acusado a sufrir una prolongada y dolorosa tortura, al tiempo que su progiene seguía creciendo en el cuerpo del humano.

Sin embargo, la violenta incursión de una nueva colmena amenazaba a la versión terrestre de la colmena, que urdieron un plan para impedir la invasión. Así, envenenaron a Entomólogo de modo que cuando Nido infectó a Buck con sus huevos, estos acabaron muriendo envenenados, por otra parte, un miembro de la colmena terrestre localizaba Nido y lo alcanzaba con un rayo que la esterilizó impidiéndole volver a procrear y amenazar a la colmena terrestre.

Pese a este contratiempo, Miek y sus compañeros gobernaban ahora sobre Manhattan, tras derrotar a las fuerzas tanto convencionales como super heróicas que se les oponían, Miek y los demás se dispusieron a ver como Hulk administraba justicia sobre los Illuminati, sin embargo se produjo la llegada del Vigia y dio comienzo una batalla entre ambos titanes, que amenazaba con destruir la ciudad, sin embargo Banner logró no solo derrotar a Reynolds, sino que salvó Nueva York. Fue entonces cuando para sorpresa de todos, Miek se autoinculpó de la colocación de la bomba de Ciudad Corona e hirió mortalmente a Rick Jones, esto enloqueció a Hulk que perdió el control y tras herir gravemente a Miek, amenazaba con destruir Manhattan, finalmente Banner logró mantener el control de Hulk el tiempo suficiente para permitir que lo derrotaran aunque la ciudad había quedado maltrecha.

Miek fue capturado y puesto bajo custodia de SHIELD que lo sometió a un tratamiento para sanar sus heridas. Todavía en custodia, Miek fue sometido por la Dra. Waynsboro a un interrogatorio a cerca de los Guerreros de Hulk para intentar encontrar alguna debilidad que les permitiera capturarlos.

descripción

Altura:

1,55 m

Peso:

55 kg

Ojos:

Negros

Pelo:

No tiene

Piel:

Negra

Rasgos Distintivos:

En su estado no evolucionado Miek tenía cuatro brazos, aunque se auto mutiló uno de ellos durante un combate

Nivel de Fuerza:

En su estado pre evolutivo, Miek tenía la fuerza normal de un colmenero, que apenas superaba a la de un adolescente, una vez evolucionado, Miek poseía una fuerza sobrehumana de nivel desconocido que le permitieron sobrevivir a un ataque de Hulk

Poderes Conocidos:

En su estado evolucionado Miek poseía fuerza sobrehumana y la capacidad de volar

Habilidades Especiales:

Debido a toda una vida valiéndose por si mismo en ambientes hostiles, y su posterior entrenamiento en la Fauce, Miek es un experto luchador en el combate cuerpo a cuerpo. Debido a sus rasgos insectoides, y como el resto de su especie, Miek tiene un sentido del olfato desarrollado que le permite distinguir las emanaciones químicas emitidas por los de su raza, lo que les permite localizarlos y distinguirlos unos de otros, también posee la habilidad que él llama "comulgar", que le permiten enviar tanto sus recuerdos como los de otros con los que "comulga"

Cronología chrono.download Editar

JIM 83; WWHA:W 3/2; H3 93~95; GSH2 1/2; H3 96~105; WWH:P 1; WWHA:W 1~5
Ficha:

3310

versión:

5.01

creada:

21-02-09

redactor:

victor