Enciclopedia del Universo Marvel

Avatar Login

Thor : M :

Malekith download Editar

picture

datos

Nombre Original:

Malekith

Nombre Real:

Malekith

Otros Alias:

Angel, Maestro de los Perros, el Elfo Oscuro, Balder, Malcolm Keith

Especie:

Elfo oscuro

Profesión:

Gobernante de los Elfos Oscuros de Svartalfheim

Lugar de Nacimiento:

Svartalfheim

Parientes Conocidos:

Lady Mazerot (madre, fallecida), padre innominado (fallecido), hermanos innominados (fallecidos), tíos innominados (fallecidos)

Grupo de Afiliación:

Los Elfos Oscuros, aliado de Loki y Surtur

Base de Operaciones:

Svartalfheim, más tarde los Cotswoids, en Inglaterra

Primera Aparición: T 344
Origen: T 344

historia

Malekith era el hijo de Lady Mazerot, de un clan famoso por criar a los mejores perros para la Cacería Salvaje. Demasiado joven para convertirse en soldado, Malekith no corrió el mismo destino que su padre, hermanos y tíos los cuales murieron en una de las numerosas guerras en que los elfos oscuros se veían envueltos, con solo un hijo a su cargo, Lady Mazerot juró que este no iría a la guerra. Pero esto no significara que la mujer tuviera demasiado amor por su hijo, de hecho, no dudó en venderlo para conseguir comida para alimentar a sus perros a los elfos de los pantanos, que se encargaban de enterrar a los muertos durante la guerra que los elfos oscuros estaban librando contra los trolls.

Durante semanas, Malekith se encargó de recoger los cuerpos de los elfos oscuros caídos en la batalla para incinerarlos, hasta tal punto se insensibilizó que incluso llegó a incinerar cuerpos de elfos todavía vivos ya que consideraba que el destino de un soldado era la muerte. Capturado por los trolls en circunstancias desconocidas, fue encerrado junto a otros prisioneros donde conoció a un mago, demasiado débil para escapar pero que al ver al joven Malekith completamente sano y fuerte, le enseñó encantamientos que permitieron a ambos escapar tras lo cual el mago acabó con los trolls.

Malekith se convirtió en aprendiz del mago aprendiendo hechicería durante años hasta que finalmente, su maestro clamó que le había enseñado todo lo que sabía. Malekith se mostró orgulloso pero su orgullo se volvió en desesperación al oír a su maestro que le había educado para que se convirtiera en el nuevo rey ya que tenía poder suficiente para detener las guerras que asolaban a los elfos. Para Malekith, que en su etapa como enterrador la guerra se había convertido en parte vital de su vida, aquello cayó como un mazazo y no estando dispuesto a aceptarlo, usó su magia contra su maestro matándolo aunque este con su último aliento, usó su magia para golpear al Maldito en la cara desfigurándolo.

A continuación Malekith regresó a la que fue su hogar, allí encontró a Lady Mazerot como no, alimentando a los perros, al principio la mujer no reconoció a su hijo pero cuando lo hizo, intentó excusarse diciéndolo que le había vendido para asegurarse que los perros estuvieran alimentados, el Maldito respetó sus deseos pero a su manera, arrojando a su madre a los perros para que les sirviera de alimento.

No volvió a tenerse noticias de Malekith hasta tiempo mas tarde, cuando ya se había convertido en el dirigente de los Elfos Oscuros de Svartalfheim, uno de los nueve mundos de la cosmología asgardiana. Los Elfos Oscuros son también conocidos como las hadas, de la mitología Celta y de la leyenda arturiana. El nexo de unión entre Svartalfheim y la Tierra era un palacio (ahora en ruinas), situado en Cotswold, en Inglaterra. La conexión exacta entre los elfos oscuros de Malekith y los elfos dirigidos por Morgana Le Fey, la medio hada y medio hermana de Arturo, es desconocida.

Hace siglos, Malekith probó ser un peligroso enemigo tanto de la raza humana como de los asgardianos. La mayor de las armas utilizada por Malekith era el Cofre de los Antiguos Inviernos, el cual contenía fuerzas místicas que podía dirigir hacia cualquiera de los otros nueve mundos, el clima del reino helado de Niffelheim. Para evitar que Malekith usara el Cofre, un hombre llamado Eric Willis, robó y ocultó el Cofre en la Tierra. Sin el poder mágico del Cofre, Malekith fue incapaz de hacer frente a la ira de Odín, monarca de Asgard. Odín castigó a Malekith, al que exilió a otra dimensión, conocida como el Limbo Negro, donde el gobernante de los elfos permaneció hasta tiempos recientes.

Malekith fue rescatado de su exilio por parte del demonio de fuego Surtur, monarca de Muspelheim, otro de los nueve mundos asgardianos. Malekith y sus elfos oscuros se unieron a Surtur y a sus fuerzas en su intento de conquistar la Tierra y Asgard. En realidad el demonio llameante planeaba destruir los nueve Mundos, algo que Malekith y sus elfos desconocían, ya que esto hubiera provocado su muerte en el proceso. Surtur ordenó a Malekith que viajara a la Tierra para que recuperara el Cofre de los Antiguos Inviernos y dirigiera su poder contra la Tierra, para así crear el caos en los momentos previos a la invasión de las legiones de Muspelheim. Malekith llegó a un acuerdo con Hela, la diosa asgardiana de la muerte, mediante el cual Hela le proporcionó la "comida de las hadas" una comida mágica (aquellos mortales que la probaban, quedaban sumidos bajo la voluntad de Malekith y sus elfos, mientras que las almas quedaban atrapadas en el reino de Hela). Mediante este método, Malekith obtuvo el control de numerosos mortales, que le ayudaron en su búsqueda del Cofre.

Mientras, en Asgard, Odín presintió que un gran peligro se cernía sobre los Nueve Mundos. Sin poder concretar que el peligro se trataba de Surtur, Odín envió a sus cuervos Hugin y Munnin, para que investigaran los hechos acaecidos en la llamada "Galaxia Ardiente", donde Surtur estaba preparando sus planes. Surtur descubrió a los enviados de Odín y atacó a los cuervos, acabando con Huggin y malhiriendo a Munnin, que logró regresar a Asgard y prevenir a Odín. Surtur por su parte, envió a Malekith a una entrevista con Loki, el hijastro de Odín, para que se uniera a la conjura contra Asgard. Malekith y sus elfos llegaron apenas unos minutos antes que Balder el Bravo, el enviado de Odín, que quería reunirse con Loki para conseguir su apoyo frente a la amenaza que se cernía sobre ellos. Malekith envió a sus elfos contra Balder, quien, pese a que se encontraba sumido en una profunda depresión tras su paso por el Reino de la Muerte, logró derrotarlos y, hubiera acabado con la vida del Elfo Oscuro, si no hubiera huido. Tras esto, Loki rechazó la oferta de Balder y aceptó unirse a Surtur y Malekith, sin embargo, cuando supo que Surtur planeaba destruir Asgard, Loki decidió oponerse al demonio llameante.

Tras su misión ante Loki, Malekith regresó a la Tierra, para continuar su búsqueda del Cofre. Éste se encontraba en poder de Eric Willis, al que el poder mágico del Cofre había mantenido igual de joven que en el momento en que lo robó y que ahora tenía un hijo, Roger. Eric fue atacado por los agentes humanos de Malekith y, aunque logró escapar de estos, fue atrapado por Malekith, que había usado sus poderes mágicos para cambiar de forma asumiendo el aspecto de una atractiva mujer de nombre Angel. Una vez en su poder, Malekith obligó a Eric a decirle el paradero del Cofre y lo mató.

Malekith ignoraba que Eric, sabiendo que su vida estaba amenazada, había tomado sus precauciones y había dejado instrucciones a su abogado en las que se indicaba que, en caso de que desapareciera, le diera a su hijo Roger, unos papeles, en el que contaba su historia, la del Cofre y su paradero. Además, por iniciativa del propio abogado, creyendo que tanto la vida de Eric como la de Roger estaba amenazada, puso en manos de Thor, el Dios del Trueno, una copia de los papeles que le dio a Roger. El hijo de Eric, Roger, se adelantó a Malekith y encontró el Cofre de los Antiguos Inviernos, huyendo antes de la llegada de los Elfos Oscuros. Entonces, Malekith desató la llamada "Caza Salvaje", para encontrar a Roger Willis y al Cofre. Willis fue perseguido por una horda de perros demoníacos, dirigidos por Malekith, en su aspecto de Señor de la Jauría y finalmente acorralado en un puente de hierro. El hombre se defendió de los perros armado con su pistola, las balas de la cual, compuestas de hierro, eran mortales para los elfos. Cuando Malekith y sus perros se disponían a acabar con Roger, fue cuando entró en acción Thor, que salvó a Willis y obligó a los elfos a retirarse usando su rayo contra el hierro del puente.

Poco después, Malekith capturó a la diosa asgardiana Lorelei, que, disfrazada de mortal, había iniciado una relación amistosa con Thor y que había preparado una poción, mediante la cual, Thor caería enamorado a sus pies. Tras secuestrar a Lorelei, el Elfo usó su magia para convertir un trozo de madera inanimado en una figura animada con la forma de Lorelei. Esta falsa Lorelei, engañó a Thor para que se tomara la poción. Tras ésto, Malkeith mostró al Dios del Trueno que Lorelei era su prisionera y que sólo la liberaría si le daba el Cofre de los Antiguos Inviernos. Llevado por su pasión mágica por Lorelei, Thor acudió al Palacio que servía de nexo entre la Tierra y el reino de los Elfos Oscuros, acompañado de Eric Willis, quien llevaba el Cofre, aunque ambos planeaban liberar a Lorelei sin entregar el Cofre místico. Los dos aliados atravesaron el nexo y entraron supuestamente en el Reino de las Hadas, Svartalfheim. Malekith encargó a un poderoso Elfo Oscuro llamado Algrim el Fuerte, para que atacara a Thor. Mientras Thor y Algrim peleaban, Malekith ordenó abrir una trampilla sobre la que ambos guerreros se encontraban. Ambos cayeron al vacío, a un abismo que terminaba en un mar de lava, Thor logró escapar de la caída gracias a su martillo, aunque Algrim cayó al fondo del abismo y estuvo cerca de morir, aunque finalmente reapareció convertido en Kurse.

Mientras Thor combatía con Algrim, los elfos oscuros capturaron a Willis, a quien arrebataron el Cofre, y lo llevaron frente a Malekith. El elfo oscuro lanzó un hechizo para dejar a Roger ciego permanentemente, pero el humano logró escapar. Malekith prefirió dejarle escapar, con el objetivo de lanzar el hechizo que abriera el portal entre Svartalfheim y la Tierra, para así lanzar el poder místico del Cofre sobre Midgard. Sin embargo, Willis logró seguir a Malkeith y disparó sobre él, hiriéndole, evitando así que lanzara el hechizo. Tras esto, llegó Thor, quien y se enfrentó a Malkeith. El elfo oscuro asumió mágicamente el aspecto de un gigante armado con armadura, pero que el Dios del Trueno logró derrotarlo y usó su martillo para abrir un acceso desde la Tierra hasta el reino de los Elfos, la brusca exposición a la luz, obligó a los elfos a huir. Parecía que el peligro había acabado, sin embargo, el derrotado Malkeith logró hacerse con el arma de Willis y arrojarla con fuerza contra el Cofre, que se rompió con el impacto, desatando su poder místico sobre la Tierra. Thor regresó a Asgard, portando al cautivo Malkeith. Allí se unió a las fuerzas de Asgard, dispuestas a repeler el ataque de Surtur. En la vorágine de los preparativos para la batalla, Odín no podía perder tiempo en juzgar a Malkeith, por lo que ordenó que lo encerraran en las mazmorras.

Al poco tiempo estalló la guerra entre Surtur y sus demonios contra las fuerzas unidas de Asgard y de Midgard. La lucha se libró en la Tierra, que se veía sumida bajo los efectos del crudo invierno, desatado por el poder del Cofre. Mientras las fuerzas asgardianas, Thor incluido, batallaban en la Tierra, Surtur viajó a Asgard, donde se encontró únicamente al poderoso Odín. Surtur usó el Cofre para encerrar a Odín en una prisión de hielo, aunque esto hizo que el hechizo mágico desapareciera de la Tierra. Esto fue aprovechado por Roger Willis, para partir en busca de los restos del destruido Cofre, con el fin de poner fin al hechizo mágico. El mortal tuvo éxito y cuando logró cerrar el Cofre, el hechizo cesó, liberando a Odín de su prisión helada. Entonces se produjo la batalla final entre Odín, Loki y Thor contra Surtur, que acabó con la desaparición del demonio llameante y Odín, en un abismo que conducía a Muspelheim. Acabada la batalla, Thor viajó hasta Hel, y allá obligó a Hela a liberar las almas de los mortales aprisionadas por Malkeith, después de una ardua batalla, el Dios del Trueno logró liberar a los mortales.

Con esto se ponía fin a los planes de Malekith. Sin embargo, esto no desanimó al Elfo Oscuro, aprovechando una visita del malvado Loki, que planeaba convertirlo en su aliado, para que le ayudara a suplantar a Balder, el cual iba a ser coronado nuevo monarca de Asgard tras la desaparición de Odín, Malekith dejó inconsciente a Loki. Tras esto, lanzó un hechizo para que Loki tomara su aspecto de Elfo, y tras esto, provocó que Loki fuera confundido con un saboteador, y fuera de nuevo capturado y encerrado esta vez con grilletes y mordaza, lo que le impedía usar sus poderes mágicos. El verdadero Malekith, inspirado por los planes de Loki, lanzó un hechizo para tomar el aspecto de Balder, para ser coronado monarca de Asgard. Sin embargo, sin que ni Malkeith ni nadie lo supieran, la entidad cósmica conocida como el Todopoderoso había salvado a Algrim el Fuerte de la muerte, y lo había transformado en un ser de gran poder, llamado Kurse. El Todopoderoso envió a Kurse a la Tierra, donde guiado por sus últimos actos conscientes, se enfrentó a Bill Rayos Beta, al que confundió con Thor y al que estuvo a punto de matar, y al que salvó la intervención de Power Pack. Poco después, Kurse encontró esta vez sí al auténtico Thor y, reforzado por el poder del Todopoderoso, luchó contra Thor, y fueron necesarios los esfuerzos unidos de Thor, Bill Rayos Beta y Power Pack, para acabar con él.

El Todopoderoso revivió a Kurse, e inspirado por Thor, le infundió el deseo de encontrar a Malekith para vengarse de él por haberle arrojado a la muerte, y lo mandó a Asgard. La llegada de Kurse a Asgard, se produjo poco antes de la coronación de Balder/Malekith. Kurse entró en los calabozos, dispuesto a acabar con Malekith, solo para encontrarse con Loki, mágicamente alterado para tener el aspecto del elfo. Tras descubrir el engaño, Kurse continuó la búsqueda de Malekith, y finalmente lo encontró disfrazado de Balder, y dispuesto a ser coronado como monarca de Asgard. Kurse irrumpió en la ceremonia de coronación, y a pesar de los esfuerzos de los asgardianos, y los intentos de Balder/Malekith por huir, Kurse alcanzó al elfo, y lo estranguló hasta matarlo. Los asgardianos se dispusieron a matarlo, pero Thor, recordando las palabras del Todopoderoso, ordenó a Aginar que tocara el cuerpo de Balder con su espada, la Espada de Frey. La espada anuló el hechizo del elfo, devolviéndole su verdadera apariencia, y liberando a Kurse de las iras de los asgardianos.

Tras su muerte, Malekith fue a parar a Hel, donde van los asgardianos muertos en desgracia. Allí se alió con Lorelei, y desde allí Lorelei trató de derrotar a Thor, o al menos distraerle, controlando a un héroe terrestre. Mientras tanto, Malekith trató de apoderarse de Kurse, sin embargo éste lo rechazó, y se dirigió a Hel para volver a vengarse de Malekith. Cuando Hela, Diosa de la Muerte, le prohibió la entrada, Kurse se enfrentó a ella. Aprovechando el caos reinante en Hel durante la pelea, Malekith escapó de Hel haciéndose pasar por Lorelei. Así, hechizó a Kurse para que creyera que Thor era Malekith, y así tenerlos ocupados.

Una vez fuera de Hel, Malekith asumió el aspecto de una amiga de Thor, Jane Foster-Kincaid, y se hizo pasar por ella para escapar de las garras de Hela. Cuando Hela apareció en busca de Malekith, al no encontrarlo, envió a Thor a Hel a ocupar el lugar de Malekith, por haber causado que escapara. Mientras, en la Tierra, el disfraz de Malekith es descubierto por la Camada de Dioses, aliados de Thor, y Kurse pudo detectarlo de nuevo, enfrentándose otra vez a él, derrotándolo. Tras esto, la asgardiana Sif le pidió a Kurse que enviara a Malekith de vuelta a Hel a cambio de Thor, y Kurse aceptó, devolviendo al elfo al reino de los muertos.

Sin embargo, Malekith fue rescatado por un misterioso y poderoso nuevo amo, al cual sirvió bajo un nuevo disfraz, el de un hombre de negocios llamado Malcolm Keith. Siguiendo los designios de su nuevo amo, y a cambio de conseguir el control de Avalon si lo lograba, trató de provocar que dos enemigos suyos, el Caballero Negro y un dragón, tratasen de matarse entre sí, pero éstos acabaron aliándose y derrotando a Malekith, que acabó huyendo. Tras esto Malekith rompió sus lazos con su nuevo amo, yendo desde entonces por libre.

No se supo nada de Malekith durante largo tiempo, pero reapareció largo tiempo después, de nuevo al mando de un ejército de elfos oscuros, y tras robar su antigua arma, el Cofre de los Antiguos Inviernos, lanzó un ataque contra Asgard, en la cual gobernaba Lady Sif, mientras Odín se recuperaba durmiendo su "sueño reparador", y en la cual faltaban Thor y los Tres Guerreros, que estaban en la Tierra. Gracias al poder del Cofre, Malekith, apoyado por los elfos y por su antiguo enemigo, Kurse, al que había controlado mediante hechizos, logró congelar a la mayor parte de los guerreros de Asgard, y se dispuso a matar al indefenso Odín, sin embargo, la llegada de Thor y los asgardianos de la Tierra, propició la derrota de Malekith, y que fuera de nuevo encerrado.

Nuevamente disfrazado como Balder, Malekith engañó a Hércules para que se enfrentara a Alflyse, reina de los Elfos, el dios olímpico disfrazado como Thor y ayudado por Amadeus Cho se internó en el reino de los Elfos pero en lugar de acabar con Alflyse, terminó teniendo un romance con ella, finalmente la intervención de Thor provocó la clásica pelea entre los dos vástagos de Asgard y el Olimpo hasta que la intervención de Zeus puso fin a la batalla provocando que de nuevo Malekith fuera encerrado y enviado a Hel.

El destino de Malekith parecía ser el de languidecer para siempre en Hel, pero un grupo de elfos oscuros liderados por Lengua de Escoria se internó en el reino de los muertos para liberar al que consideraban su líder, finalmente solamente el propio Lengua de Escoria logró sobrevivir, aunque hubo de cortarse la lengua para no proferir en halaridos tras ser envenenado por las arañas gigantes que custodiaban al Maldito. Finalmente una vez libre de su encierro, Malekith y su nuevo aliado escaparon de Hel.

Tras regresar a Svartalfheim, Malekith comprendió que los elfos oscuros no aceptarían facilmente su regreso al trono, por lo que decidió imponer su derecho al trono mediante atroces carnicerías, eliminando a las aldeas que no se unían a él y asesinando a sus rivales al trono como la propia Reina Alflyse.

Ante semejantes matanzas se formó un grupo de guerreros asgardianos liderados por Thor, la Liga de los Reinos, que persiguieron a Malekith por los diferentes reinos que componían la mitología asgardiana como el hogar de los elfos de la luz o el hogar de los gigantes de hielo donde Malekith asesinó a uno de los aliados de Thor, el gigante conocido como Oggy, el Dios del Trueno se dispuso a vengar a su amigo pero Malekith se había aliado con los gigantes de hielo y hubo de retirarse para no provocar una guerra entre Asgard y los gigantes de hielo.

Thor y la Liga de los Reinos hubieron de retirarse y mientras el Dios del Trueno intentaba que su grupo permaneciera unido, Malekith envenenó la comida del asgardiano con un parásito que le permitía conocer los pasos de sus enemigos. Al comprender que alguien informaba a su enemigo de sus planes, Thor fingió disolver la Liga y marchó a la Tierra donde se encontraban los últimos líderes entre los Elfos. Como esperaba, Malekith y sus hombres marcharon a la Tierra para acabar con los últimos vestigios de la resistencia y allí hubieron de combatir no solo contra Thor y su aliada la elfa Waziria, sino también la Liga de los Reinos que había seguido a Thor hasta Midgard.

La lucha entre Elfos y Thor junto a sus aliados se fue decantando poco a poco en favor de los asgardianos pero entonces los representantes de los Elfos detuvieron la lucha, ya que habían votado para elegir a Malekith como su nuevo líder para devolver a su raza la fortaleza de antaño, las protestas de Thor y los suyos cayeron en saco roto aunque si lograron que el Maldito fuera condenado nuevamente a Hel por sus atrocidades, sin embargo Waziria aceptó ocupar su lugar por el bien de su raza. De nuevo como monarca de los Elfos Oscuros y habiéndose asegurado la alianza con los Gigantes de Hielo, el Maldito se dirigió hacia Muspelheim para pactar con los demonios de fuego ya que estaba dispuesto a crear un grupo que contrarrestara la Liga de los Reinos con su propio grupo.

Tras verse envuelto en una aventura en la que se vio envuelto Iron Man y que tuvo que ver con los Anillos del Mandarín, Malekith volvió su atención hacia Midgard, donde técnicos de Roxxon habían hallado el cráneo de Laufey. El Maldito informó a los Gigantes de Hielo del hallazgo del cráneo de su mítico líder y les "sugirió" que invadieran Midgard para recuperarlo, ante el recelo de los gigantes de hielo de atacar la Tierra por temor a Thor, Malekith decidió tomar cartas en el asunto ya que había averiguado que recientemente el Dios del Trueno había perdido la capacidad de empuñar el Mjolnir.

Malekith se enfrentó a Thor el cual iba armado con el hacha Jarnbjorn, sin embargo el Elfo le arrebató el hacha y arrancó el brazo al asgardiano al que arrojó al Océano dándolo por muerto. Creyendo que ya no habría obstáculos a su ataque, Malekith se unió a los gigantes que habían puesto bajo asedio la Isla Roxxon, pero entonces el Maldito descubrió que había un nuevo Thor en la ciudad, solo que esta vez era una mujer la que empuñaba el Mjolnir, el elfo dejó a los gigantes combatiendo mientras él se reunía con Dario Agger, líder de Roxxon, con quien urdiría una alianza. A la Isla Roxxon llegó el hijo de Odín que se unió a la nueva Thor para derrotar a los gigantes y destruir el cráneo tras lo cual se dispusieron a prender a Malekith, este sin embargo huyó del lugar pero no antes de incinerar el brazo de Thor que portaba como trofeo. Aún en reinos diferentes, Malekith y Agger hicieron honor a su alianza para conquistar los diez reinos {T5 1~ 6}.

descripción

Altura:

2.04 m (6' 9")

Peso:

83 Kg (185 lbs)

Ojos:

El ojo izquierdo no tiene ni iris ni pupila visible, el ojo derecho tiene color azul

Pelo:

Rubio y blanco

Piel:

La parte izquierda negra, la parte derecha roja

Nivel de Fuerza:

Malekith posee una fuerza sobrehumana que depende del aspecto que adopte mágicamente. Su forma mágica mas poderosa, supera la fuerza del propio Thor, que alcanza el nivel 100

Poderes Conocidos:

Malekith pose muchos poderes mágicos, aunque la mayor parte de los cuales se desconocen. Malekith podía cambiar de aspecto por medios mágicos, pudiendo asumir cualquier aspecto, e incluso aumentar o disminuir su masa. También podía lanzar hechizos que le permitían cambiar el aspecto de otras personas u objetos, como cuando convirtió un trozo de madera muerta, en un ser vivo con el aspecto de Lorelei. Malekith puede proyectar rayos de fuerza mágicos y podía fundirse con las sombras, desapareciendo, y pudiendo reaparecer lejos, en otras sombras que se encontraran aún a grandes distancias.

Limitaciones:

Como todos los Elfos Oscuros, Malekith era vulnerable al hierro y el acero, aunque menos vulnerable a ese metal, el hierro podía anular o aminorar el efecto de los hechizos de Malekith.

Armas:

Malekith ha utilizado diversas armas, aunque la mas conocida es el Cofre de los Antiguos Inviernos, un objeto mágico el cual contenía fuerzas místicas que podía dirigir hacia cualquiera de los otros nueve mundos, el clima del reino helado de Niffelheim. También ha utilizado un instrumento mágico para provocar la "Caza salvaje", o la comida de las hadas una comida mágica, proporcionada por la diosa asgardiana de los muertos, mediante la cual, aquellos mortales que la probaban, quedaban sumidos bajo la voluntad de Malekith y sus elfos, mientras que las almas quedaban atrapadas en el reino de Hela.

Ficha:

884

versión:

5.02

creada:

25-11-02

redactor:

Victor

actualizada:

23-06-09

revisor:

Brujo Negro